¿Qué es el Autoconsumo y sus Beneficios?

Home » ¿Qué es el Autoconsumo y sus Beneficios?

 

Actualmente la palabra autoconsumo se ha mencionado mucho y si te estás preguntando en qué consiste o tienes preguntas sobre sus funciones, en Paneles Solareste explicamos todo lo relacionado con este término que se ha vuelto moda.

¿Qué es autoconsumo solar?

La palabra “autoconsumo” consiste en producir o gestionar lo que nosotros mismos consumimos.

El autoconsumo fotovoltaico o solar, se refiere a la producción individual de electricidad para el propio consumo, a través de paneles solares fotovoltaicos.

Esta práctica puede ser llevada a cabo por individuos, familias, empresas, centros públicos, etc., siempre y cuando la electricidad producida solo la utilicen los mismos. El sistema tecnológico que se utiliza para generar la electricidad es denominado sistema de autoconsumo.

¿Qué es el sistema de autoconsumo?

Entramos a la parte específica del autoconsumo de energía que tu mismo consumes. Los sistemas de autoconsumo de energía pueden ser aislados o con conexión a red.

El sistema aislado se utiliza para producir energía que consumimos en el instante o almacenamos en unas baterías para un posterior uso, mientras que el sistema de conexión a red permite verter energía a la red eléctrica para descontar esta del consumo de electricidad de nuestra factura, lo que se conoce como “balance neto”(o net metering), que después explicaremos.

¿Cómo está formado cada sistema de autoconsumo?

Ahora bien, ya entendido el sistema de autoconsumo, vamos a explicarte cómo está formado cada uno de ellos: 

Los componentes básicos necesarios para un equipo de conexión a red son ¡sólo dos!

  • Una o varias placas solares (B), o uno o varios aerogeneradores (A).
  • Un inversor de corriente continua a corriente alterna con un cable para conectarse a las placas fotovoltaicas (cable MC4) o a los aerogeneradores (C).

¿Cómo funciona el autoconsumo energético?

Los paneles solares o fotovoltaicos capturan la luz del sol para convertirla en electricidad. Estos paneles están formados por grupos de las llamadas células o celdas solares que son las responsables de transformar la energía luminosa (fotones) en energía eléctrica (electrones). 

De los paneles obtenemos energía en forma de corriente continua y la transformamos a energía alterna (la que utilizamos en nuestras instalaciones) mediante los inversores, esta energía resultante es la que utilizarán todos los aparatos electrónicos que tengamos conectados a la red. En caso de querer almacenar la energía para utilizarla en horarios nocturnos, deberemos utilizar las baterías para poder almacenarla.

¿Qué ventajas se obtienen del autoconsumo?

Realmente el autoconsumo es una alternativa muy viable, y más cuando España es el país del sol. Favorece al sistema, al planeta y al consumidor a muchos niveles. Se trata de una opción limpia y renovable más que viable y los resultados que se obtienen con su instalación estarán reflejados dentro del ahorro en la factura de la luz.

Hoy en día las empresas, los ayuntamientos, hoteles y pequeños comerciantes se unen y apuestan a las energías renovables, por muy sencillas razones:

1.Favorece el ahorro económico en la factura de la luz.

Sin duda alguna, esta es la principal razón, optar a desengancharse de la red suministradora de la energía eléctrica. Si produces tu propia energía eléctrica, evitas pagar cada mes la exagerada factura de la luz, que además no para de subir.

2. Genera una rápida amortización de la inversión.

La inversión que requiere una instalación de autoconsumo fotovoltaico es cada vez más reducida y, con los actuales precios, en apenas 7-10 años la instalación se amortiza. Y después de pasados estos años, hasta el final de su vida útil, que habitualmente es de 30 años y puede alcanzar hasta los 40, el ahorro final y la ganancia para el bolsillo y la economía familiar es inmenso.

3. Sin emisión de contaminación.

Una de las ventajas más evidentes es el uso de la energía solar, una energía renovable, inagotable y limpia en oposición a los combustibles fósiles, las energías no renovables, sucias y altamente contaminantes que utilizan las grandes compañías eléctricas como combustible para sus centrales eléctricas.

La reducción de las emisiones de gases contaminantes, responsables del efecto invernadero que afecta al planeta, colabora en la lucha contra el cambio climático, que es una responsabilidad global que nos afecta a todas y a todos.

4. Mayor eficiencia energética.

Si producimos nuestra propia energía, la distancia que debe recorrer la electricidad que hemos generado nosotros mismos desde nuestra instalación fotovoltaica es infinitamente más reducida que los kilómetros y kilómetros que debe recorrer la energía generada desde la central energética más cercana. 

5. Se incrementa el valor de tu propiedad.

El mercado inmobiliario valora muy positivamente las instalaciones fotovoltaicas incluidas en la propiedad. La mayor preocupación por el medio ambiente, y el enorme ahorro que supone la instalación de placas solares, revaloriza la propiedad y aumenta su valor.