¿Qué es un Aerogenerador y como funciona?

Home » ¿Qué es un Aerogenerador y como funciona?

 

Como fuente inagotable de las renovables en el campo de generación de energías no podemos dejar atrás el protagonismo del aerogenerador, aparato buscado por las grandes y pequeñas empresas.

Actualmente las instalaciones de aerogeneradores en gran parte de España está siendo boom y cada día suman más y más los parques eléctricos que cuentan con un equipo de aerogeneradores que suministran energías 100% verde. Ahora bien, aquí te explicaremos a detalle qué es un aerogenerador, como funciona y cuales son sus ventajas.

Aerogenerador

¿Qué es un aerogenerador?

Tal y como nos lleva su palabra un aerogenerador es un complejo aparato que genera – produce electricidad que se obtiene mediante una fuente de energía renovable e inagotable, sostenible y que no produce emisiones nocivas a la atmósfera: la fuerza natural del viento.

Estos aerogeneradores pueden instalarse a nivel terrestre o marino, los vemos en instalaciones de aerogeneradores verticales y también son conocidos como aerogeneradores eólicos, por su relación con el viento.

¿Cómo funciona un aerogenerador?

Para comprender su funcionamiento detallaremos paso a paso la generación de energía que retoma este aparato, es sumamente sencillo. 

Inicialmente debemos saber que la principal fuente es el viento, éste crea una fuerza giratoria al transcurrir por las aspas, que rotan el eje del que parten, ubicado en una parte del aerogenerador denominada góndola. Ese eje o buje está comunicado con una caja de cambios que aumenta la rapidez de rotación del eje y da energía al generador, al que está conectada. 

El generador se vale de campos magnéticos y transforma la energía rotacional en eléctrica. El último paso antes de llegar a las redes de distribución es pasar por un transformador que adecue la cantidad de energía, ya que el voltaje creado es excesivo para ellas.

El aerogenerador comienza a captar la fuerza del viento a partir de que éste sople más de 3-4 m/s y consiguen producir una potencia máxima de 15 m/s. En la góndola cuentan con  unos aparatos encargados de medir la velocidad y la dirección del viento con el objetivo de optimizar la máxima obtención de energía eólica. Gracias a ellos, las palas se colocan de cara al viento moviéndose hacia él o inclinándose.

Los aerogeneradores son totalmente autómatas ya que si hay inclemencias meteorológicas, en concreto si hay una velocidad media de más de 25 m/s, están automatizados para desconectarse.